clear

Software HSE para la gestión de la Seguridad, Salud Ocupacional y Medioambiente

Ve más allá del cumplimiento normativo para contribuir a reducir sistemáticamente los riesgos y mejorar la seguridad de los trabajadores y procesos

Dirección

Santa Beatriz 111 of. 401-403
Providencia
Santiago, Chile

Síguenos en:

5 principales desafíos en la seguridad laboral y salud ocupacional para el 2019

Las compañías se enfrentan a etapas de cambio y deben encontrar nuevas estrategias que ayuden a mantener un balance sólido y a la vez flexible en un mercado que se vuelve cada vez más volátil. Gran parte de los retos que tendrán que afrontar las empresas durante 2019 tendrá que ver con la seguridad y con la adaptación de sus operaciones al entorno.

 

1. Mejorar la productividad y seguridad

En la actualidad, las compañías buscan usar la tecnología para mejorar la productividad y la eficacia. Invertir en lo digital habilita la obtención de información adicional, la cual puede ser analizada, por ejemplo, para utilizar la capacidad predictiva en distintos tipos de clima. La planificación operativa une la seguridad y la productividad para generar un flujo de trabajo estable y rentable para la empresa. Si lo que se busca es competitividad en el mercado actual, es un área indispensable, en este sentido tenemos un artículo dónde puedes ver las situación que atentan contra la productividad y seguridad en la planificación operativa.

 

2. Impulsar la transformación digital

La transformación digital no se detendrá en el 2019, de hecho las empresas que quieran triunfar deberán generar una metodología desde la dirección de la empresa, el equipo de trabajadores, la gestión de proyectos, las herramientas a utilizar, la cultura organizativa y darle seguimiento constante

Una compañía puede gastar hasta el 3% de sus ingresos en papel, según la consultora Gartner, Inc. Específicamente en Chile las empresas gastan 16 millones 414 mil pesos anuales para llenar un sistema de archivo de cuatro cajas. La crisis medioambiental y la necesidad de las empresas por sumarse a la transformación digital han hecho que sea necesario convertir formularios, inspecciones y certificados en documentos móviles para ser contestados desde cualquier equipo celular o Tablet.

 

3. Retener a los trabajadores 

La generación Z (nacidos después de 1995), se incorporarán en el mercado laboral este 2019, esto creará una fuerza laboral cada vez más diversa que abarcará cinco generaciones.

Esta generación junto con la automatización  y la Inteligencia Artificial van impactando a la fuerza de trabajo, moldeando el futuro del ámbito laboral. La generación Z quiere flexibilidad en horas y tiempo en el lugar, beneficios y ventajas que promuevan sus estilos de vida. Una encuesta reciente de NPR / Marist muestra que uno de cada cinco trabajadores ahora se identifica a sí mismo como empleado regular y no como empleado a tiempo completo. Así que el desafío para las empresas, será incentivar a trabajadores con necesidades diversas a que permanezcan de forma indefinida o por largo tiempo laborando dentro de la organización, para esto deberán promover la diversidad y la inclusión.

 

4. Optimizar los recursos

El cambio de actitudes respecto al uso de los recursos y la dinámica de las nuevas tecnologías impactan en las industrias. Es importante comprender estos cambios para mantener un portafolio equilibrado entre las nuevas y viejas materias primas dentro de un entorno de profundos cambios. Mayores ganancias sobre las materias primas implica desafíos provenientes de los entes reguladores de cada país. Éstos aumentan los impuestos o impiden la exportación de minerales para sacar más provecho. Así, disminuye el nivel de inversión y la capacidad de operar de manera óptima.

Un cambio en el marco regulatorio en seguridad y salud ocupacional puede causar gran incertidumbre a las empresas in situ. Por lo tanto, es fundamental estar al tanto de los cambios regulatorios propuestos y mantener una comunicación abierta y transparente en todos los niveles del gobierno y sus agencias reguladoras.

 

5. Presentar dotaciones y oferta formativa

Con el avance de la tecnología, aumentan las posiciones que realizan tareas no-rutinarias (cognitivas e interpersonales), mientras disminuyen las tareas rutinarias (manuales o cognitivas). La industria enfrenta el desafío de preparar a su capital humano para la optimización de procesos y nuevas competencias.

En un estudio que realizó el Consejo Minero y Fundación Chile de 265 competencias analizadas, los resultados son: 80% tiene un potencial de cambio a futuro, 40% presenta mayor potencial de automatización, 40% deberían sufrir ajustes (3% + 37%) y el 20% no deberían sufrir cambios de acuerdo a las áreas no rutinario, rutinario, manual y cognitivo.

El máximo potencial tecnológico (transformación digital) permite prever que el 80% de las competencias necesitarán un cambio. Esto dependerá de la política de inversiones, estrategia y condiciones de cada una de las faenas mineras y nuevamente los procesos de mantenimiento serán los más impactados por la transformación.

Las industrias se encuentran sujetas a desafíos complejos, pero si logran una apertura en la mentalidad organizativa y se enfocan en una estrategia eficaz para cada etapa de la cadena, las empresas se encontrarán bien posicionadas.