clear

Software HSE para la gestión de la Seguridad, Salud Ocupacional y Medioambiente

Ve más allá del cumplimiento normativo para contribuir a reducir sistemáticamente los riesgos y mejorar la seguridad de los trabajadores y procesos

Dirección

Santa Beatriz 111 of. 401-403
Providencia
Santiago, Chile

Síguenos en:

Prepárese para la Ley 21012 con un software de gestión de riesgos HSEQ

El discernimiento y prevención de riesgos laborales y ocupacionales mejoran y se visualizan mejor cuando una organización adopta una solución tecnológica de gestión de riesgo HSEQ. Esta necesidad será todavía más apremiante en Chile una vez que comience a regir en la práctica la recién aprobada Ley 21012, que garantiza la seguridad de trabajadores en materia de situaciones de riesgo y emergencia.

Básicamente, lo que esta ley hace es otorgar el derecho a los trabajadores a suspender actividades o retirarse de oficinas o faenas ante un inminente riesgo laboral. Esta ley ya fue incorporada al Código del Trabajo después del Artículo 184. No obstante, todavía falta que se apruebe la normativa que regirá la aplicación de esta nueva legislación.

La ausencia de estas normas promete generar debate ya que, tal y como está redactada, la nueva Ley 21012 no entrega detalles sobre en qué consiste un “riesgo inminente” ni precisa cuál sería la entidad gubernamental a cargo de regular la evacuación y resumen de operaciones: la Dirección del Trabajo o la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso). Más importante todavía, tampoco están claros los roles en caso de evacuación y reanudación de labores en caso de una emergencia.

 

Despejando dudas sobre la ley 21012

Ciertamente, hoy en día el sector empresarial y colaboradores manejan los conocimientos detrás de lo que es un peligro laboral entendido como la “posibilidad de que un trabajador sufra una enfermedad ocupacional o un accidente laboral”. Sin embargo, al momento de distinguir entre riesgo puro o residual, control o prevención, reacción o mitigación, los matices comienzan a aparecer.

Bajo la nueva ley, estas áreas grises en la aplicación de conceptos y terminología pueden generar confusiones y llevar a suspensiones o interrupciones de operaciones innecesarias, resultando en costos y malentendidos. Cabe enfatizar que nadie pone en duda que es preciso continuar mejorando la legislación chilena en cuanto a la protección y cuidado de la salud ocupacional y seguridad laboral de los trabajadores en el país.

Por eso los sindicatos en los sectores industriales más expuestos o proclives a riesgos ocupacionales, como la minería, celebran esta medida. Tanto la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), como los sindicatos de Minera Escondida, propiedad de BHP Billiton, el de Minera Zaldívar, de Antofagasta Minerals, están muy de acuerdo con el espíritu detrás de la nueva ley. No obstante, es preciso hacer un llamado a la cautela hasta que las normas para su aplicación sean emitidas. Hasta entonces, las expectativas sobre su real implementación podrían causar más problemas que soluciones.

Como bien explica Mario Jara, uno de los socios fundadores de ZYGHT, “si bien esta nueva legislación responde a temas de catástrofes naturales, porque de ahí surgió, se puede inferir que su alcance será bastante amplio y sin duda generará una discusión así como problemas en su aplicación”.

¿Cómo podría ayudar la tecnología al cumplimiento de la ley 21012?

Transparentando el proceso de identificación, detección y evaluación de riesgos de la empresa. Ésta es la etapa en toda gestión HSEQ que establece el riesgo de las actividades y tareas pertinentes a la realidad del negocio. Se trata de un proceso formal de gestión, que involucra aprobaciones por parte de un gerente o supervisor a cargo. Una solución tecnológica que facilita la evaluación de riesgos ofrece una ventaja competitiva, ya que da sentido y permite interpretar la data generada por la gerencia de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO).

Entre los pasos básicos que debe seguir toda solución tecnológica de gestión HSEQ para identificar y detectar los riesgos en la empresa están:

  • Evaluar la actividad laboral
  • Determinar el nivel de riesgo puro o residual
  • Explicitar las medidas de control a ejecutar

El resultado de este proceso es un inventario oficial de riesgos bien definidos de la compañía, tal como lo indica el estándar internacional ISO 45001; estas matrices de riesgos deben quedar disponibles para ser consultadas en cualquier momento. Un software de gestión HSEQ transparenta, entonces, este proceso de inventario que será necesario tener bajo la nueva ley, permitiendo identificar responsables y facilitando el cumplimiento legal, precisa Jara de Zyght.

“Bajo el concepto de UGC (contenido generado por el usuario) “empresarial”, esta ley podría llevarse a cabo sin problemas, ya que todos los actores serían testigos del buen discernimiento de los evaluadores de riesgos y los líderes que las aprueban o rechazan, lo que puede permitir una discusión interna dentro de la compañía. Ésto finalmente enriquecerá la relación entre la gerencia, los colaboradores y las autoridades”, precisa Jara.