ZYGHT

¿Qué hacer frente a un accidente grave o fatal?

Los accidentes fatales o graves tienen un impacto negativo en el núcleo familiar y a las empresas. Afectan la productividad, el bienestar de los trabajadores y puede acarrear problemas legales que provoquen incluso al cierre permanente de sus actividades.

A nivel global, la Organización Mundial del Trabajo (OIT) afirma que cada 15 segundos muere un trabajador a causa de un accidente o enfermedad relacionada con sus actividades laborales y en ese mismo período 153 trabajadores sufren un accidente. Esto significa que cada año 2,3 millones de personas en el mundo mueren a causa de faenas relacionadas con su trabajo.

Las malas prácticas de seguridad y salud generan 317 millones de accidentes anuales, cuyo costo se estima en un 4% del Producto Interno Bruto global.

Según un informe de WSH Institute sobre estimaciones globales de accidentes de trabajo y enfermedades relacionadas, las muertes atribuidas a la ingesta de sustancias peligrosas fueron 343,646 hombres y 71,976 mujeres por cáncer, y 362,910 hombres y 112,679 mujeres por enfermedades respiratorias.

En Chile, durante 2017, se registraron 176 mil accidentes en el sector de la construcción, en los que alrededor de 400 se trataron de accidentes fatales. Tan solo en la Región Metropolitana durante 2017 tuvieron lugar 62 muertes y 947 accidentes graves.

 

¿Qué protocolo seguir frente un accidente grave o fatal?

Por accidente fatal se entiende aquel en el que el trabajador muere, al momento o durante su traslado al hospital.

Se considera que un accidente es grave cuando se deben realizar maniobras de rescate o reanimación, una caída de más de dos metros, amputación de algún miembro como consecuencia del evento o que involucre a un número considerable de trabajadores, que afecte el desarrollo normal de las actividades de la empresa.

Ante este tipo de accidentes, el artículo 76 de la Ley sobre enfermedades de trabajo y accidentes profesionales establece que el empleador tiene la obligación de informar a Inspección del Trabajo y la Secretaría Regional Ministerial de Salud correspondiente, entregando datos de la empresa, tipo de accidente (fatal o grave), lugar de los hechos y una descripción detallada de lo ocurrido.

En caso de estos eventos el empleador debe:

  • Suspender las áreas afectadas y evacuar en caso de que exista riesgo de un nuevo accidente.
  • Controlar riesgos de la zona y asegurarse que las personas que vuelvan al lugar estén equipadas de forma adecuada.
  • Informar del accidente a los organismos correspondientes, los cuales serán quienes autoricen la reactivación de faenas cuando lo consideren pertinente.

 

Recomendaciones

Además de dar aviso sobre el accidente, el empleador debe prestar primeros auxilios al afectado. Posteriormente derivar a la ACHS o el servicio médico que corresponda.

Se debe capacitar al trabajador en identificar síntomas relacionados con enfermedades profesionales.  En caso de sospecha de enfermedad se debe notificar al empleador, el cual tiene 24 horas para denunciar a la Mutualidad de Empleadores a través del formulario DIEP. Es su responsabilidad enviar al trabajador al ISL o centro asistencial de la mutualidad para ser examinado.

 

¿Cuánto le cuesta a la empresa un accidente?

Un accidente grave afecta a los trabajadores, sus familias y a la empresa en general. Los costos indirectos derivados de un accidente son al menos cuatro veces más altos que los directos.

 

Estrategias para evitar accidentes

Las empresas tienen la responsabilidad de asegurar la integridad de sus trabajadores. Se debe capacitar en prevención de accidentes, centralizar las evaluaciones de riesgo, planificar programas de cumplimiento y visibilidad integral de los procesos en tiempo real.

 

Esto se logra fácilmente con un software para la gestión de seguridad como ZYGHT, que permite aplicar estrategias de seguridad de forma eficiente y optimizada.

 

 

 

Suscríbete a nuestro blog
No te pierdas nuestras novedades
Conoce ZYGHT